Visión desde Cuba

Oficialmente profesor universitario en Cuba, y bloguero por cuenta propia

Epílogo a un blogazo y sus detractores

2 comentarios


Por Harold Cárdenas Lema. Hace menos de 48 horas terminó el Encuentro de Blogueros Cubanos o #blogazoxcuba y todavía resuenan los ecos de un intenso fin de semana que combinó anhelos e inconformidades, algunas cumplidas y otras no tanto.

El encuentro lo habíamos soñado muchos de nosotros, habían existido otros anteriores y por esa razón no quisimos llamarle “I Encuentro” o “Encuentro Nacional”, nos era suficiente que fuera uno más. Nos empeñamos en hacer algo distinto de todo lo que se había hecho antes, con un mayor grado de participación y representatividad, que no quedara en algo formal sino que diera pie para que los blogueros cubanos tuviéramos un lugar donde hacer nuestros reclamos y mostrar nuestra realidad.

El comité organizador estaba compuesto mayormente por los miembros de La Joven Cuba, nos empeñamos en que estuvieran allí los más diversos sectores de la sociedad y cómo habíamos visto que los criterios de selección en otros momentos habían sido muy reducidos (por las razones que fueran) invitamos a muchísima gente que nunca antes habían participado en estos encuentros.

A la cita acudieron jóvenes blogueros universitarios que no cuentan con el impacto mediático que tienen otros pero hacen escritos muy interesantes y había que hacerles justicia, acudió el CENESEX con Mariela Castro como la primera, acudieron religiosos y miembros de una ONG como es el Centro Martin Luther King (CMLK), y muchos otros blogueros, y asistieron también otros con posiciones más críticas en la web. Estábamos claros que si hacíamos un encuentro de blogueros obedientes y dóciles, sería un paripé con poco que aportar, por lo que buscamos desde un inicio la polémica: era un objetivo no declarado.

Las críticas han sido muchas, Yasmín nos reclama que fuimos algo así como el tribunal que decidió quién era revolucionario y quién no. Normalmente ventilo las discrepancias personalmente por correo pero Yasmín agrede públicamente a los organizadores de este “pomposo” encuentro, que durmieron en estos tres días muy pocas horas y en una beca estudiantil, que corrimos y pedimos favores personales a un montón de personas para que la logística no fallara, que respetamos las opiniones de todos, e incluso defendimos algunas con las que discrepábamos.

Todos sabemos cuántos blogs hay en este país, y había que escoger a unas pocas personas para representarlos a todos, si alguien me preguntara yo le diría que todos los blogs cubanos son importantes porque TODOS conforman la blogosfera, pero tuvimos que escoger personas de todas las provincias del país y de todas las líneas de pensamiento revolucionario en este país, algo muy difícil.

Confieso que nuestro intercambio epistolar fue muy amigable y no siento hacia ella ninguna animosidad, pero me parecen injustos sus reclamos, nos escribió exigiendo respuesta urgente porque quería venir con su esposo e hijo cuando había una cola de blogueros por invitar tremenda, aunque no la habíamos invitado ella nos pidió asistir y no le dijimos que no porque esperamos hasta último momento que alguien faltara y pudiéramos incluir otros blogueros.

Por su parte Elaine Díaz califica de cobarde la Declaración Final, y aunque confieso que me parece muy formal y estereotipada porque no recoge el espíritu de lo ocurrido aquí hace unas horas, me parece exagerado el adjetivo. No creo que hayamos “silenciado posiciones críticas desde la izquierda”, creo que Elaine rechazó la invitación que le hicimos (en dos ocasiones) por creerse que se trataba de un encuentro formal más en el que todos dirían lo mismo y se felicitarían los unos a los otros por los bien que “defienden a la Revolución”, Elaine se equivocó y al leerse la declaración se sintió segura de ello (esto último responsabilidad nuestra).

La habíamos invitado insistentemente porque queríamos que Bloggers Cuba estuviera acá, porque así podría defender sus posiciones y dar su opinión, faltó por decisión personal. Quizás si hubiera confiado un poco más en nosotros vería que no diferimos tanto en nuestros criterios, que en el encuentro no todos pensaban “básicamente igual”. Que una blogosfera “obediente y disciplinada” no hubiera exigido a las autoridades una respuesta por los silencios que rodean al cable de fibra óptica, o que se eliminen las regulaciones que criminalizan el oficio de bloguear en universidades y centros de trabajo.

Si alguien me pregunta le diría que hemos ganado mucho, porque hubo “bronca” y se dijeron cuatro verdades en vivo por Internet, que Justin.tv es testigo de que no hubo miedo a la divergencia, que cuando alguien quiso que se le exigiera al Estado una Internet solo para “defender la Revolución”, nos levantamos unos cuantos y dejamos claro que Internet es para mucho más que eso, para hablar de cocina, deporte, sexo o lo que quiera el bloguero de turno.

Cuando fue necesario dejamos en claro que los blogueros cubanos vivimos desprotegidos, sujetos a que un administrador de red (no pocas veces analfabetos políticos) te sancione o te restrinja el acceso a un sitio determinado, que no tenemos quien nos defienda salvo nosotros mismos. Todos recordamos la media hora de discusión que rodeó el punto en el que le exigíamos al MIC la eliminación de todo aquello que limitaba o criminalizaba nuestro acceso a las redes sociales, el debate fue fuerte porque siempre hubo quien trató de edulcorar, y es que nuestra blogosfera está compuesta de muchísimas posiciones.

Si hubiéramos hecho el gran I Encuentro o Encuentro Nacional de Blogueros Cubanos, hubiéramos tenido que vaciar los albergues estudiantiles para albergar más de 500 blogueros, tendríamos que pedirle alimentación al mismísimo Raúl Castro para tanta gente y tendríamos que ser más que los tres blogueros que corrimos con todas las gestiones para que la cita fuera exitosa.

A mí no me pregunten cómo quedó, yo estoy parcializado, pregunten a los que vinieron, pregunten bajito, discretamente, qué faltó y qué sobró… a ver qué les dicen. Yo creo que ganamos mucho en solo dos días y no faltaron los pantalones por acá, invitamos a repetir el encuentro a otros blogueros y ojalá seamos invitados, si no es así, tampoco nos dolerá tanto, la blogosfera es más importante que nosotros mismos.

(Tomado de La Joven Cuba)

About these ads

Autor: Luis Ernesto Ruiz Martínez

Soy profesor universitario, comunista y bloguero. Comparto mis visiones de los acontecimientos que más me impresionan. Me gustaría que si ya llegaste hasta aqui, te tomes un par de minutos para darnos tu opinión. Gracias.

2 pensamientos en “Epílogo a un blogazo y sus detractores

  1. Me pareció un encuentro digno, donde se respetaron los criterios de todos y aunque solo se pudieron invitar a 60 blogueros se dio oportunidad a todos para que dejaran sus opiniones a través de las redes sociales y del blog q se realizó para este encuentro. Los miembros de la Joven Cuba intentaron q todo fuera perfecto y lo lograron en gran medida, además de ser creativos y mostrar todo el dinamismo que los caracteriza. Los que fueron invitados y no quisieron asistir se lo perdieron, es más facil criticar q participar.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.748 seguidores